<![CDATA[Construid.cr - Blog]]>Tue, 22 Sep 2020 19:56:53 -0700Weebly<![CDATA[La multidisciplinariedad para la realizaci√≥n de construcciones inteligentes.]]>Tue, 11 Aug 2020 17:36:30 GMThttp://construid.cr/blog/la-multidisciplinariedad-para-la-realizacion-de-construcciones-inteligentesEscrito por: Ing. ​Mari Paz Campos Zaucedo
Desde el surgimiento de la IQ como disciplina independiente se han propuesto diferentes definiciones de su objeto de estudio, contenido y alcance, pero quizás la que mejor refleja su contribución a la vida material de la sociedad es la siguiente: (American Institute of Chemical Engineering, AIChE, 1935) “…[la IQ es] la rama de la ingeniería que trata del desarrollo y aplicación de los procesos de fabricación en los que están involucradas transformaciones químicas o ciertas transformaciones físicas de las materias primas. Estos procesos constan generalmente de series coordinadas de operaciones básicas y procesos químicos unitarios…”
D.L. Rudd y C.C. Watson han afirmado: “…la síntesis de alternativas de procesos nuevos y originales requiere habilidades creativas e inventivas que no se pueden conseguir mediante el sólo estudio de la ciencia y las matemáticas…”. Así sugieren la necesidad de un recurso “experiencia” y otro recurso “organización estratégica de esa experiencia” para garantizar el éxito de la propuesta de nuevos procesos. La organización estratégica de la experiencia en la propuesta de alternativas es, además, el sostén de una creatividad productiva que garantiza la eficiencia de la Ingeniería de Procesos. 

Considerando lo anterior surge la idea de cómo realizar construcciones inteligentes, a costos asequibles para todos, con una alta calidad pero que además se tenga una alta conciencia ambiental. De ahí surge la importancia de unir a la dinámica de construcción una buena planificación y desarrollo de procesos integrados desde que surge la idea. 

Si se quiere o busca ahorro se debe pensar en la domótica, ya que brinda un sin fín de oportunidades para conseguir un hogar más sostenible, en especial un mayor ahorro energético. La combinación entre ingeniería enfocada a la nanotecnología, las funcionalidades de los modernos electrodomésticos, grandes y pequeños, la popularización de los dispositivos móviles y gadgets de todo tipo han convertido en realidad cotidiana lo que nos parecía de ciencia ficción, sin embargo no es así las viviendas ecológicas inteligentes permiten un bienestar a la carta, y un menor gasto energético y controlar un sin fín de aspectos más. Y es que la tecnología nos ayuda a controlar que todo esté en orden en casa, además de ser de gran utilidad para ahorrar energía y hacer un uso razonable de recursos tan valiosos como el agua. 

Los expertos aseguran que la construcción interviene muchos elementos para lograr el impacto positivo buscado como: condiciones del terreno, el entorno climático y hasta el uso de materiales que aporten a la eficacia del proceso sostenible. Por otro lado, los materiales amigables con el ambiente poseen una tecnología que conserva sus propiedades con el paso de los años, esto los hace requerir de un mínimo mantenimiento durante la vida útil del material.

El sector construcción tiene el reto de generar conciencia sobre el impacto positivo de este tipo de construcciones entre clientes, maestros de obras, fabricantes, ingenieros, arquitectos; reforzando que no es un lujo como puede hacerse creer por desinformación. Alfonso Estrada, ingeniero y Gerente de Desarrollo Técnico de Plycem menciona que: “Entre los retos a lograr en materia verde es la modulación de los diseños, pues aunque se construya con sistemas livianos se busca generar el menor desperdicio y cantidad de cortes. Por ejemplo un sistema de construcción tradicional genera hasta 20% de escombro y desperdicio” 

Con la arquitectura y un correcto diseño bioclimático permitirá aprovechar los recursos del entorno para crear viviendas sanas y saludables. Los criterios para la elección de los materiales que conforman las ecoviviendas se pueden analizar en función de: 
  • La salud: que sean naturales y libres de tóxicos, inocuos para todas las formas de vida.
  • La ecología : que tengan un origen local, es decir, un bajo impacto a la hora de su extracción y transporte
  • La ética: que tengan una repercusión social en su producción y que fomenten actividades y oficios de la zona, creando empleo. 
  • La sostenibilidad: que el material sea sostenible en su ciclo de vida, es decir, que tenga un bajo impacto ambiental durante todas las etapas de su existencia (extracción, producción, distribución, uso y desecho).
  • La reutilización y el reciclaje del material. Mientras más reciclable o reutilizable sea el material más adecuado será su uso.
  • La baja o nula emisión de sustancias tóxicas al aire y su capacidad de no alteración del campo magnético del entorno
Un poco de información extra si su decisión ronda por este tipo de construcción y desea darse una idea de las emisiones nocivas desde la química de distintos materiales se hace la siguiente comparación: 
  • La producción de 1 tonelada de aluminio produce: 1o.ooo m³ de CO2
  • La producción de 1 tonelada de hierro produce: 5o m³ de CO2
  • La producción de 1Tonelada de cemento emite a la atmósfera: 1Tonelada de CO2

Por tanto el aluminio produce 200 veces más CO2 que el hierro. Se estima que 6% de la emisión de CO2 del mundo está generado por la producción y el uso del cemento en la construcción.

Criterio energético, es decir energía necesaria para su producción. Para concluir que elegir un hogar no es fácil pero debe ser un proceso responsable e inteligente, por lo que se requiere una alta exigencia en los materiales: 
  1. Inocuos y ecológicos.
  2. Locales y económicos.
  3. Necesarios y agradables.
  4. Fáciles de instalar o aplicar.
  5. Bajo mantenimiento.
  6. Reciclables - Reutilizables. 

Referencias
  • KLATT, K.; MARQUARDT, W. (2009): Perspectives for process systems engineering. Personal views from academia and industry. Computers and Chemical Engineering. 33, 536-550. KUHN, T. (1980): La historia de la ciencia. En: Ensayos Científicos. México, DF.
  • RAHMAWATI, S.D.; WHITSON, C.H.; FOSS, B.; KUNTADI, A. (2012): Integrated field operation and optimization. Journal of Petroleum Science and Engineering. 81, 161-170.
  • RASE, H.F.; BARROW, M.H. (1968): Project engineering of process plants. New York. John Wiley and Sons.
  • RUDD, D.L.; WATSON, C.C. (1976): Estrategia en ingeniería de procesos. Madrid. Alhambra. Traducción de la primera edición en inglés de 1968.
  • SEIDER, W.D.; SEADER, J.D.; LEWIN, D.R. (2001): Process design principles. Synthesis, analysis and evaluation. New York. John Wiley and Sons Inc. Second Edition.
  • STEPHANOPOULOS, N.; SOLIS, E.O.P.; STEPHANOPOULOS, G. (2005): Nanoscale process systems engineering: Toward molecular factories, synthetic cells, and adaptive devices. AIChE J. 51, 1858-1869.
]]>
<![CDATA[El teletrabajo llegó a cambiar nuestras vidas]]>Mon, 20 Jul 2020 20:14:45 GMThttp://construid.cr/blog/el-teletrabajo-llego-a-cambiar-nuestras-vidas
Hace tan solo 6 meses, nadie pensaba en levantase, ponerse unas pantuflas, tomarse un café y empezar su jornada laboral. El mundo como lo conocemos ha cambiado abismalmente en un periodo de tiempo muy corto.

Las horas de horas que pasábamos en presas dentro de nuestros vehículos han acabado y se espera que cuando la pandemia Covid acabe (porque si, va a acabar algún día) el sector laboral estará tan acostumbrado al teletrabajo, que esto será algo habitual entre todos nosotros.

Según datos del estudio de Randstad ‘Flexibility at work’ desarrollado en diferentes países del mundo, el 37% de los trabajadores costarricenses consideraba antes del comienzo de la crisis que en su puesto disponía de todo lo necesario para poder trabajar desde casa. Y otro dato: el 78,9% de los empleados quería teletrabajar, pero su empresa no se lo permitía.

El teletrabajo, es algo que iba a suceder en muchos sectores laborales de nuestro país, sin embargo se estima que en un periodo de 2 a 3 meses, se realizó un proceso que se estimaba se iba a realizar en un periodo de 5 años. Muchas empresas han podido verificar las maravillas de que esto conlleva para su empresa y sus empleados, por lo que es muy probable que más del 50% de los que hoy por pandemia realizan teletrabajo, lo siga realizando una vez pasada esta crisis.

Ahora bien, ¿estás listo para hacerlo?, las responsabilidades de adecuar el espacio de trabajo ya no recaen sobre un supervisor, sino sobre tus propios hombros, por eso hoy te traigo unos consejos valiosos que puedes implementar para hacer de tu jornada laboral en casa, lo más óptima y cómoda posible.

  • Un espacio de teletrabajo exclusivo
La primera clave para diseñar tu espacio de teletrabajo es bastante simple: dedicar un espacio más o menos espacioso del hogar a desarrollar la actividad profesional. Lo ideal es que ese espacio consista en una habitación completa e independiente que no se dedique a otro uso doméstico.

Tienes la posibilidad de decorar las paredes o muebles divisorios. De esta forma, no solo dispondrás de un exclusivo espacio para el teletrabajo en casa, sino que decorarás tu hogar de una forma moderna, personal y diferente.

  • La importancia de la iluminación.
Cuando creamos un espacio de teletrabajo en el hogar, no debemos olvidar los factores medioambientales, sobre todo la iluminación. Lo ideal es trabajar en espacios que disfruten de toda la luz natural posible, pero si no es posible, siempre tendremos la opción de incorporar elementos de iluminación que simulen al máximo esa luz del sol y que, además, aporten un toque cálido, agradable, funcional y productivo a nuestro despacho dedicado al teletrabajo.

Pero a la hora de diseñar la iluminación más adecuada para nuestro espacio de teletrabajo no debemos olvidar, también, el apartado de los costes, de esa factura de la luz con la que no suelen contar los teletrabajadores pero que, como quién dice, “está ahí”. Ahora somos nosotros los responsables de mejorar la eficiencia energética de nuestro entorno de trabajo y es interesante que conozcamos y apliquemos una serie de medidas que nos permitan ahorrar, respetar el medioambiente y, por supuesto, disfrutar del mejor ambiente lumínico en nuestro espacio de teletrabajo.

  • Un mobiliario de oficina ergonómico.
Cuando pensamos en el teletrabajo automáticamente nos viene a la mente una imagen de nosotros mismos, en zapatillas, cómodamente sentados en un sofá y con una tableta o un portátil sobre las piernas, ¿es así? Si te planteas el teletrabajo como opción, deja esa idílica imagen para tu tiempo de ocio de los domingos por la noche. De lunes a viernes tu jornada de teletrabajo debe realizarse en un espacio lo más similar posible a un despacho de oficina tipo. Tu espacio de teletrabajo debe contar con un buen escritorio, unos muebles auxiliares funcionales y, lo más importante de todo, una silla operativa cómoda y ergonómica.  

Autor: Ing. Willy Caravaca

Ingeniero civil, graduado de la Universidad de Costa Rica, mas de 7años de experiencia en el sector construcción

]]>